viernes, 5 de diciembre de 2008

Algo malo...

SADSAM: Tengo que tener algo malo... tengo que ser yo, no hay otra explicación.
ANGEL: Tu no tienes nada malo...
SADSAM: ¿No? entonces por qué todos huyen de mí. Todos se acercan, y cuando creo que estamos bien, que pueden ser lo que llevo buscando tanto tiempo, simplemente se van, hacen como que no existo.
ANGEL: No es eso... la vida cambia, las personas cambian. El tiempo y la distancia se encargan de alejarlas...
SADSAM: ¿y por qué a mi no me afecta el tiempo? ¿ni la distancia? yo sigo esperando algo de ellos... pero ellos... simplemente me olvidan. ¿Ya no recuerdan los buenos momentos? ¿las veces que les ayudé y me ayudaron? ¿las risas, los llantos, los abrazos, las palabras...? ¿es que para ellos nunca fui nada? Porque ellos para mi fueron tan importantes... mi vida está escrita a través de los momentos que compartí con ellos. ¿Cómo puede ser que ya no me recuerden? No entiendo nada... estoy sola... completa y absolutamente sola...
ANGEL: No estás sola, y lo sabes.
SADSAM: Pero tengo el corazón lleno de recuerdos... de gente que ya me olvidó. ¿Es que soy la única a la que le ocurre esto?
ANGEL: Eso es algo que ni los ángeles sabemos...
SADSAM: Me gustaría saber qué tengo que hacer. Solo dímelo y lo haré...
ANGEL: No puedo decirte qué tienes que hacer.
SADSAM: Entonces quizás la solución sea admitir que estaré sola para siempre. No me acercaré jamás a nadie. No volveré a esperar nada de nadie. Asumiré que no merezco lo que ansío, que no soy lo bastante buena para nadie... a veces ni siquiera para mí misma...

No hay comentarios: